Estos son los alimentos a evitar en un niño con Autismo

Estos son los alimentos a evitar en un niño con Autismo

Según un especialista, la dieta de quienes tienen esta condición necesita tener un seguimiento médico porque, en general, condiciona las conductas.

Las personas con Autismo que presentan conductas alteradas, básicamente por alimentación, y la consecuente dieta restrictiva correspondiente, refieren a un cuadro de alergia alimentaria, que se potencia a partir de deficiencias inmunológicas (en caso de una deficiencia inmunológica importante, lo primero que se deprime es la mucosa intestinal debido a que ahí tenemos el 70% de nuestras defensas).

Así lo explicó el Licenciado Carlos Alberto Cilento Pintos (M.N. 25.002 M.P. 81.378), quien indicó además: “El problema es que la mucosa intestinal tiene que controlar ciertas levaduras que hay en el intestino que es lo que conocemos como la flora intestinal o microbiota, que está compuesta por bacterias que viven en pequeñas colonias en el intestino grueso y delgado, que no se pueden multiplicar ni reducir, no se pueden juntar y cada una tiene una función específica. Nos ayudan a procesar restos de carbohidratos mal digeridos y viven controladas en el hombre por la mucosa intestinal y en la mujer por las mucosas intestinal y vaginal”.

Cilento Pintos, psicólogo de la UBA, expresó luego que, cuando por alguna razón externa se deprime el sistema inmunológico, la mucosa intestinal se debilita y no puede controlar estas levaduras. “El problema es que estas levaduras se alimentan de azúcares y carbohidratos, entonces, cuando un niño tiene cualquier tipo de infección gripe, otitis o faringitis, lo primero que sucede es una disbiosis intestinal”.

“En la disbiosis intestinal, se altera la flora bacteriana por una deficiencia inmunológica, se deprime la mucosa intestinal y estas levaduras se propagan por el intestino, no tienen control, se alimentan de azúcares y carbohidratos y esto produce una infección intestinal y la morfología de las levaduras muta a lo que es un hongo. Como este hongo genera mucha acidez, esta acidez destruye las enzimas digestivas y esto hace que los niños no puedan procesar proteínas complejas. El gluten, la caseína y los azúcares tienen proteínas complejas” dijo.

Transformar las proteínas complejas en simples
El especialista señaló: “Nosotros necesitamos transformar las proteínas complejas a proteínas simples y ese trabajo lo hacen las enzimas digestivas. En el caso de los niños que tienen este problema, no pueden romper estas proteínas que les quedan enteras y, como el hongo transforma al niño en una suerte de adicto a determinadas comidas, fundamentalmente azúcares y carbohidrato, estas proteínas terminan pasando a través del intestino y esto es lo que genera la alergia alimentaria”.

Además, comentó que la alergia alimentaria se puede manifestar a través de la piel con sarpullidos, pruritos o manchas y, si bien los dermatólogos suelen tratarlos con cremas, el experto dijo que la reacción alérgica a los 2 o 3 días se va sola, siempre y cuando, se quite el alimento que produjo la alergia.

Qué ocurre en los niños con la alimentación
El psicólogo manifestó que, si un niño consume permanentemente azúcares y carbohidratos, “permanentemente va a estar alterado”, y agregó: “Cuando estas proteínas pasan al torrente sanguíneo, son derivadas al cerebro y en el cerebro alteran los impulsos eléctricos, producen básicamente un cortocircuito. Por eso, los chicos empiezan a recibir la información alterada”.

“Este cortocircuito puede alterar la conducta, el pensamiento, la memoria y depende del metabolismo de cada niño. Vamos a encontrar que son niños hiperactivos, irritables, sobreexcitados y esta sobreexcitación le suele durar varias horas porque estas proteínas actúan como un opioide, es decir como una droga, entonces sobreexcitan el sistema neurológico durante varias horas y después terminan deprimiéndolo”, aseveró.

Cilento Pintos señaló luego que la mayoría de los niños con autismo o hiperactividad son los que “tienen conductas bipolares porque, en un momento, están sobreexcitados irritables ansiosos y, en otro, se deprimen y es cuando lloran se golpean la cabeza, básicamente porque estos alimentos actúan como opioides”.

Qué alimentos evitar para generar un cambio en la conducta del niño
El especialista indicó que la alimentación es básica y necesaria, pero también insuficiente porque hay que tratar el organismo. “Con la alimentación, podemos lograr una importante evolución de la conducta, le quitamos los alimentos que tienen esa proteína y el niño va a bajar la ansiedad, va a estar más tranquilo, concentrado y va a poder comunicarse mejor, pero esto no es suficiente porque el intestino sigue alterado”.

El licenciado Rodrigo Carlos Bradi (M.N.: 4.969. M.P.: 1.109)

Nutricionista de LINCA ARGENTINA , explicó que el gluten es una proteína formada por aminoácidos que se encuentra en la semilla del trigo y de otras gramíneas y que proporciona gran cantidad de energía al organismo, pero hay personas que son alérgicas e intolerantes al mismo, mientras que dijo que la caseína que se encuentra en la leche y el azúcar es una importante fuente de calorías en la dieta alimenticia moderna, pero es frecuentemente asociada a calorías vacías, debido a la completa ausencia de vitaminas, minerales y sales.

Lee también Presentaron un proyecto para ampliar los beneficios de la ley actual sobre trastornos del espectro autista

Ante esta situación, el psicólogo señaló que los alimentos que se deben restringir son todos los derivados de harina de trigo, la leche y sus derivados y todos los azúcares, mientras que hay que tener cuidado con algunas frutas. En tanto, dijo que al niño “hay que darle un sostén multivitamínico porque hay nutrientes que no puede procesar por su propia cuenta”.

El tratamiento para recuperar la flora intestinal
Cilento Pintos expresó que el tratamiento debe ser: dieta restrictiva, tratar parásitos bacterias y hongo, recuperar la flora intestinal y el sistema enzimático y reiniciar lo que se llama el ciclo de Krebs en el que transformamos los alimentos en energía para que el niño empiece a estabilizarse nuevamente.

En tanto, Bradi indicó que la dieta libre de gluten, caseína y azúcares en personas con autismo resultó altamente efectiva para el logro de una disminución gradual de las alteraciones de la conducta y los estados de ánimo. “Aplicada de forma estricta, las mejoras aparecen a los 10 días de iniciada la misma y es parte de un tratamiento más amplio, en el que hay que tratar parásitos, hongos y bacterias, recomponer la flora Intestinal, el sistema enzimático y desintoxicar el organismo sin la utilización de fármacos”, concluyó.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Abrir chat
Hola soy Álvaro, gracias por visitar nuestra pagina.

En que le podemos ayudar?

En la brevedad se estarán comunicando con usted, deje sus datos si es tan amable y la Asociación X-Frágil Argentina: Álvaro Agut se podrán en contacto con usted.